Por / 14th junio, 2017 / La Piñorra / Off

Irresistible para unos y temida por otros, así es la escalada. Eso sí, quienes la practican, son férreos defensores de este deporte de riesgo que van en busca de paredes que ascender, allá donde sea que estén.

Por suerte, los amantes del desplome no tienen por qué irse demasiado lejos. En la zona soriana de Pinares hay varios puntos donde escalar y disfrutar tanto de la actividad como de las vistas en los meses previos al verano, en los que el calor ‘aprieta pero no ahoga’.

Escalada en la Laguna Negra

La estampa natural de este entorno, con la Laguna Negra como gran protagonista, hace de él un lugar espectacular donde disfrutar de la escalada. Encontrar las vías no es complicado, solo hay que acercarse a los farrallones que hay justo enfrente de la pasarela de madera. Más de 50 vías de distintos niveles de dificultad (como, por ejemplo, ‘Cosme’, ‘Tratado elemental de escalada’ y ‘Rapaz’) hacen de este paraje el lugar ideal para pasar un día de aventura en estado puro.

Escalada en la Laguna Negra de Soria

 ‘Las Pocilgas’ de Covaleda

Muy cerquita de la fuente del merendero de la localidad soriana de Covaleda se encuentra la zona de ‘Las Pocilgas’, un lugar muy transitado por los amantes a la escalada que cuenta con más de 20 vías equipadas con parabolt en paredes de granito conglomerado.

Para quienes quieran acceder a las paredes deberán ir hasta el km. 45. Cerca de allí hay un riachuelo que desemboca en el río Dueo y, unos 200 metros a su derecha, veremos un cartel en el que se puede leer ‘E. E. Las Pocilgas’. Junto a él, deberemos sobrepasar una valla y continuar por una senda. Por este paseo encontraremos con facilidad las paredes para escalar.

Algunas de estas vías comparten reunión, como ‘Ramaja-Txiki’ y ‘Corazón de pino-Sangre de resina’ y otras, doble argolla (como por ejemplo ‘The paradise rock’, ‘La francesita’, ‘La extremeña’ y ‘La graciosilla’). Además, están las que llevan cadena y mosquetón (como el ‘Corazón de pino’, ‘Sangre de resina’ y ‘El sueco muy loco’.