Por / 16th Julio, 2018 / La Piñorra / Off

Realizar una escapada de senderismo y descanso rural es una maravilla, sin embargo, si podemos realizar ese viaje con nuestra mascota, la aventura se volverá el doble de placentera. Hacer rutas de trekking con perros y turismo de montaña no es nada extraño y cada vez es más frecuente, pues aunque requiera de un poco más de planificación, el trekking con perros merece la pena y mucho. ¡¡Además nuestra mascota también tiene derecho a vacaciones!! La única duda que nos asalta a la hora de decidir finalmente si nuestra mascota puede o no venir con nosotros es: ¿está preparado? ¿aguantará? o ¿dejarán entrar a mi mascota en el hostal?

holly-mandarich-445751-unsplash

Por ello y con el fin de poner fin estas cuestiones, te respondemos a algunas de las preguntas más frecuentes, así como consejos y trucos a tener en cuenta para hacer de este viaje una experiencia inolvidable.

Una travesía muy perruna

1. Un alojamiento que permita la entrada de mascotas.

Si vas a hacer trekking con perros este punto es clave, y aunque parece evidente, en ocasiones se nos olvida que no todos los albergues, hostales, posadas…Permiten animales, por ello es importante comunicarse previamente con el lugar para informarte de primera mano sobre el alojamiento de mascotas y (muy importante) las condiciones. En La Piñorra, por ejemplo, permitimos animales con un suplemento mínimo en el precio de la habitación.

2. El estado físico de tu perro

El trekking con perros es tan divertido para ellos como para ti, pero hay que tener en cuenta que como en las personas, no todos los animales son iguales. Antes de realizar la travesía, debes valorar si tu perro está preparado para ello. Su edad, raza y su estado de salud serán los que determinen si la ruta es viable o no.

Otras cuestiones como la resistencia al frío, la nieve o al calor del verano, deben estar también presentes en esta decisión, ya que como hemos dicho, no todos los animales son iguales.

3. Planifica la ruta

Antes de decidirte por una ruta, debes tener en cuenta algunas cuestiones como, el desnivel, senderos del camino con más dificultad, peligrosidad, etc. También debes revisar si la ruta pasa por zonas imposibles para tu perro, ya que este evidentemente, no podrá escalar o rappelar. Además, recordar que una ruta sin sombra en pleno verano o una vía ferrata no es lo más apropiado para tu mascota.

4. La comida de tu mascota

Lleva contigo siempre una comida de calidad. Lo más adecuado, sería llevar una comida húmeda que no le dé excesiva sed. Del mismo modo, asegúrate de que esta le aporte los nutrientes adecuados para mantener su nivel de energía en un punto óptimo.

5. Protección

Hacer cualquier travesía con perros, implica enfrentarse a amenazas externas peligrosas para nuestro perro. Para ello, utiliza repelentes adecuados para garrapatas y pulgas, como pipetas o sprays o si lo prefieres, un collar repelente. Evita cruzar las zonas del pinar en la época en que la procesionaria cae al suelo,  pues este parásito puede ocasionar graves problemas a los perros.

En cualquier caso, ante cualquier amenaza lo conveniente y recomendable es que tengas anotados los teléfonos de al menos dos veterinarios que atiendan las 24 horas en la zona más próxima posible y los transmitas al lugar donde estéis alojados. Y por supuesto, no te olvides los documentos veterinarios y legales en casa.