Pasar un día en Vinuesa. Lo que tienes qué hacer para no perderte nada.

Comparte:
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter

Llega el fin de semana y lo único que queremos es desconectar del trabajo, las tareas de la casa y de los ruidos de la ciudad. Nos sentamos al ordenador a mirar planes para el fin de semana y nos aparece una foto de la ruta Machadiana de Alvargonzález, y de repente la frase “¡me encanta!”, inmediatamente nos ponemos a buscar información acerca de los detalles de la bonita foto. El destino, Vinuesa, Soria, y nos encaminamos a buscar más información.

Decidimos que nuestro destino de fin de semana serán tierras sorianas en las que caminar, caminar y caminar por todas sus rutas, ver hermosos paisajes, y lo que más queremos, no oír a nadie y cómo no, hacernos un selfie con un riachuelo detrás, porque el lunes tendremos que enseñarle a los compañeros imágenes de nuestra aventura.

Tenemos que saber qué podríamos hacer en nuestro destino, de manera que nos ponemos a investigar y, ya que estamos, acerca de la imagen que nos ha traído hasta aquí. Clicamos en la ruta Machadiana de Alvargonzález, una ruta entre pinares de los Picos de Urbión y en la que disfrutaremos de una mañana divertida en la Laguna Negra atravesando los caminos entre sus rocas y viendo el gran paisaje desde sus distintos ángulos. Esta ruta intenta recrear las caminatas que el poeta Antonio Machado realizó por la zona y en las que se inspiró para crear su obra “La tierra de Alvargonzález”. Una vez atrapados por el encanto de la zona seguimos buscando planes para hacer, y cómo no, estando en Vinuesa, tendremos que ver el pueblo. La Villa de perfil medieval, cuenta con un casco antiguo formado por un laberinto de calles empedradas y casonas indianas.

Imagen de la Laguna Negra de Desde Soria.
Imagen de la Laguna Negra de Desde Soria.

Qué ver en la Villa de Vinuesa

La Villa de Vinuesa gira entorno a su plaza Mayor, donde encontramos su monumento más importante, su iglesia gótica renacentista que encontrándonos en la ciudad no podemos perdernos y empaparnos del arte gótico de finales del siglo XVI. Si después de un poco de tranquilidad en el pueblo, queremos seguir con algo más emocionante podemos ir al pueblo sumergido de la Muedra, en el que podremos disfrutar de su entorno, y cruzaremos los dedos para que el nivel del agua sea bajo y podamos ver parte de esos edificios cubiertos durante años. No debemos olvidar que podremos pasar un rato divertido haciendo unas cuantas acrobacias en VinuesAventura. Esta idea podría ser ideal tanto para niños como para los que no somos tan niños, un parque acrobático forestal a los pies de la Laguna Negra.

La zona de Vinuesa está llena de planes para hacer y lugares para visitar en los que sentir la tranquilidad del bosque y olvidar todos nuestros problemas mientras disfrutamos unos días junto a las personas que queremos o de nuestra propia tranquilidad.